www.esteve.com

Programa de información y apoyo dirigido a cuidadores y familiares de enfermos con demencias

  • A A A
  • Trastornos de conducta

    Download PDF

    La agitación es un síntoma que puede aparecer en un amplio grupo de trastornos. La observación por parte de la familia de en qué situaciones se presenta, a qué horas del día, cuánto tiempo dura, facilitará la comprensión de la causa a los profesionales.

    El paciente puede agitarse por motivos muy diversos:

    • Alteraciones psiquiátricas:
      • Delirios: El paciente no encuentra un objeto y él está convencido de que lo ha dejado en un sitio determinado y no lo encuentra, por ejemplo, la cartera o el bolso y piensa que se lo han robado. En este caso el trastorno de memoria determina una idea delirante de perjuicio.
      • Alucinaciones: El paciente ve personas en su habitación, se asusta, las invita a marcharse y no le hacen caso, chilla, nos pide ayuda, etc..
      • Trastornos de la personalidad: El paciente desde joven ha tenido dificultades para adaptarse a los demás, cuando no consigue lo que quiere se enfada, se agita, se encuentra mal. (Esta sería la descripción de un tipo de conducta. Evidentemente existen diferentes tipos de conductas dentro del los trastornos de la personalidad.) Es importante comprender, que el paciente no realiza la conducta para fastidiar a su familia, no es capaz de adaptarse y mantener una conducta ajustada.
      • Reacciones a acontecimientos importantes: Muerte de algún familiar, o incluso acontecimientos alegres como cambio de domicilio, vacaciones. El paciente no lo entiende, no reconoce la casa donde está y pasa unos días intranquilo, confuso.
    • Alteraciones orgánicas:
      • Dolor: El paciente siente dolor en la espalda porque, por ejemplo, tiene una hernia discal. No sabe expresar la molestia y se mueve alterado, chilla, reclama atención ante su incomodidad.
      • Estreñimiento: El paciente hace días que no evacua, pero como no se acuerda. Si siente incómodo, o incluso tiene dolor abdominal, lo cual puede provocar un estado de agitación
      • Fiebre: El paciente tiene fiebre por un proceso gripal o una infección de orina se confunde, no sabe dónde está, no reconoce a sus familiares, grita, está intranquilo. Durante unas horas puede parecer que bruscamente ha empeorado.

    Cómo podemos actuar cuando un paciente presenta un estado de agitación

    Es importante evitar que el paciente se agite, especialmente para impedir que se lesione o que simplemente pase un mal rato él y su cuidador. Sólo podremos evitarlo si somos capaces de comprender sus conductas. Por esto ante cualquier estado de agitación tendremos que descartar una causa orgánica como primera opción.

    Le preguntáremos si tiene dolor, miraremos de anotar las deposiciones y valoraremos cuántos días hace que no evacua, si tiene molestias al orinar o si la orina está concentrada y huele mal. Si todo esto es correcto tendremos que preguntarle si hay alguna cosa que le preocupe, puede que así nos cuente algún trastorno de la sensopercepción. Distraerle en otra cosa también puede ser una buena opción, pero si a pesar de todo sigue agresivo no dude en consultarlo con su médico, ya que existen tratamientos efectivos.

    Durante los estados de agitación si un paciente se siente contrariado o asustado puede presentar conductas agresivas.

    Tanto la agresividad verbal como la física es el motivo que causa más demandas de ingreso de estos pacientes en centros especializados.

    16_copiaSi un paciente que no quiere sentarse en el WC, y luchamos con fuerza para que se mantenga sentado, conseguiremos una situación que podría desencadenar agresividad. En este momento posiblemente el paciente no entiende lo que le decimos y debemos evitar las luchas. Es posible que el paciente tenga miedo a caerse, se sienta inseguro. Que podemos hacer:

    1. Sentarnos en el bidet como si fuera un WC y por imitación igual se sienta.
    2. Colocar un adaptador en el váter para que no tenga que hacer tantos esfuerzos.

    Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes ampliar esta información visitando nuestra Política de cookies.

    Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes ampliar esta información visitando nuestra Política de cookies.

    [x]